La “caja chica” de Sinibaldi

El espacio físico que ocuparían Q100 millones en billetes de Q100 equivaldría a más de dos lavadoras tamaño estándar juntas.

Billete de Q100

1 fajo de Q10 mil

es igual a 100 billetes

de Q100

6.75cm

Q10 mil

15.6 cm

0.5 pulgadas

156 cm

125

cm

1 millón de billetes

de Q100

10 mil fajos de

Q10 mil

o

67.5 cm

2 lavadoras

de tamaño estándar

110

cm

69 cm

66 cm

Q100 millones equivalen a

33 mil 418

salarios mínimos aproximadamente

Infografía: William Oliva y Javier Marroquín

La “caja chica” de Sinibaldi

El espacio físico que ocuparían Q100 millones en billetes de Q100 equivaldría a más de dos lavadoras tamaño estándar juntas.

Billete de Q100

1 fajo de Q10 mil

es igual a 100 billetes

de Q100

6.75cm

Q10 mil

15.6 cm

0.5 pulgadas

156 cm

125 cm

1 millón de billetes

de Q100

10 mil fajos de

Q10 mil

o

67.5 cm

2 lavadoras

de tamaño estándar

110

cm

69 cm

66 cm

Q100 millones equivalen a

33 mil 418

salarios mínimos aproximadamente

Infografía: William Oliva y Javier Marroquín

La “caja chica” de Sinibaldi

El espacio físico que ocuparían Q100 millones en billetes de Q100 equivaldría a más de dos lavadoras tamaño estándar juntas.

Billete de Q100

6.75cm

1 fajo de Q10 mil

es igual a 100 billetes

de Q100

15.6 cm

Q10 mil

0.5”

156 cm

125 cm

1 millón

de billetes

de Q100

10 mil fajos

de Q10 mil

67.5 cm

o

2 lavadoras

de tamaño estándar

110

cm

69 cm

66 cm

Q100 millones equivalen a

33 mil 418

salarios mínimos

aproximadamente

Infografía: William Oliva y Javier Marroquín

La “caja chica” de Sinibaldi

El espacio físico que ocuparían Q100 millones en billetes de Q100 equivaldría a más de dos lavadoras tamaño estándar juntas.

Billete de Q100

6.75cm

15.6 cm

1 fajo de Q10 mil

es igual a 100 billetes

de Q100

Q10 mil

0.5”

156 cm

125 cm

67.5 cm

1 millón

vde billetes

de Q100

10 mil fajos

de Q10 mil

o

2 lavadoras

de tamaño estándar

110

cm

69 cm

66 cm

Q100 millones

equivalen a

33 mil 418

salarios mínimos

aproximadamente

Infografía:

William Oliva y Javier Marroquín